martes, 1 de noviembre de 2016

Científicos de la ONU revelan cuál podría ser el detonante de la primera guerra nuclear



Investigadores de la Universidad de las Naciones Unidas afirman que un recurso vital para la población mundial podría desencadenar una destructiva guerra atómica.
El primer conflicto nuclear en la Tierra podría estallar entre la India y Pakistán debido a las crecientes tensiones entre ambos países por el acceso a agua potable en el subcontinente indio y los conflictos en torno a las aguas del río Indo, informan los científicos de la Universidad de las Naciones Unidas.

La cuenca del río Indo es una "bomba de relojería" que puede explotar en cualquier momento, ya que la creciente escasez de agua en la región podría provocar cambios irreparables en el clima y aumentar las tensiones entre la India y Pakistán, dos países con arsenales nucleares a su disposición, señala a la agencia RIA Novosti Vladímir Smajtin, director del Instituto para el Agua, el Medio Ambiente y la Salud de las Naciones Unidas en Hamilton, Canadá.

Según el científico, el conflicto por los recursos hídricos en el subcontinente indio se ha intensificado en los últimos años y llegó a su punto álgido hace un mes, cuando la India anunció su intención de revisar el tratado sobre las aguas del Indo, que desde 1960 regula la explotación del río por los dos países. Pakistán consideró esta acción de la India como un acto hostil y declaró que interpretará como "una declaración de guerra" la anulación del tratado por parte de su vecino.

5 claves de cómo Pakistán se convierte en la tercera potencia nuclear5 claves de cómo Pakistán se convierte en la tercera potencia nuclear
El problema del agua se agudiza

Los expertos de la ONU indican que el cambio climático reduce gradualmente el volumen de agua del río Indo, un problema agravado por el creciente consumo de agua en dos países vecinos de la India y Pakistán: China y Afganistán.

Según los científicos, el Indo y otros ríos del sur de Asia serán los más afectados por el cambio climático y sus consecuencias en forma de sequías y escasez crónica de agua no tardarán en causar estragos en la región.

Destacan que la falta de agua y los recortes de su abastecimiento conllevarían la inestabilidad política interna en los dos países, sobre todo en Pakistán, un país que ya consume una gran cantidad de agua y cuyo sistema político se encuentra al borde de lo que se puede considerar "un estado fallido".

Robert Wirsing, uno de los autores del informe, anota que la larga historia de conflictos entre las tres potencias nucleares de la región (Pakistán, India y China) indica que las previsiones de la dinámica del posible conflicto serán extremadamente negativas y que en los próximos años aumentará la probabilidad de conflicto, en particular de un conflicto nuclear.

Se reavivan las tensiones entre la India y Pakistán

Las relaciones entre la India y Pakistán se encuentran en un punto crítico tras los "bombardeos quirúrgicos" realizados a finales de septiembre por el Ejército de Nueva Deli en la región de Cachemira.

La ofensiva tuvo lugar casi dos semanas después del mortal ataque contra una base militar india cercana a la Línea de Control, que es la frontera 'de facto' entre las dos potencias nucleares. La operación violenta fue perpetrada por un grupo de insurgentes presuntamente provenientes de Pakistán y causó la muerte de 19 soldados.

La peor extinción desde los dinosaurios: casi el 70% de los animales salvajes desaparecerá para 2020

pixabay.com

El estudio, el más completo hasta la fecha, indica que las poblaciones de animales se desplomaron en un 58% entre 1970 y 2012.
El número de animales salvajes que viven en la Tierra va a disminuir en dos tercios para el año 2020, que es parte de una extinción en masa que está destruyendo el mundo natural del que depende la humanidad, advierte el informe 'Living Planet Report 2016' de WWF, que analiza la salud de nuestro planeta y el impacto de la actividad humana.
El estudio, el más completo hasta la fecha, indica que las poblaciones de animales se desplomaron en un 58% entre 1970 y 2012, con pérdidas camino de alcanzar el 67% para el 2020. Así, el mundo se enfrenta a la mayor extinción desde los dinosaurios, con siete de cada 10 mamíferos, aves, peces, anfibios y reptiles aniquilados en tan solo 50 años, alerta el informe. 
Según los científicos, el colapso de la vida silvestre, junto con el cambio climático, es el signo más llamativo del Antropoceno, una nueva era geológica en la que los seres humanos dominan el planeta. "Ya no somos un pequeño mundo en un gran planeta. Ahora somos un gran mundo en un pequeño planeta, donde hemos alcanzado un punto de saturación", dijo el profesor Johan Rockström, director ejecutivo del Centro de Resiliencia de Estocolmo, en el prólogo del informe.
El director general de WWF, Marco Lambertini, por su parte, ha señalado que "la riqueza y diversidad de la vida en la Tierra es fundamental para los sistemas de vida complejas que la sustentan". "Si perdemos los sistemas de soporte vital de la biodiversidad el mundo natural tal como los conocemos hoy en día, se derrumbará", alertó.
Lambertini también ha señalado que la humanidad es completamente dependiente de la naturaleza tanto para el aire limpio y agua, alimentos y materiales, así como para la inspiración y la felicidad.
La mayor causa de la desaparición de animales es la destrucción de áreas silvestres para la agricultura y la explotación forestal. La caza furtiva y la explotación de los alimentos es otro factor importante, debido a la pesca y la caza insostenible. Los ríos y lagos, por su parte, son los hábitats más afectados, cuyas poblaciones de animales disminuyeron en un 81% desde 1970, debido a la extracción excesiva de agua, la contaminación y las presas. Todas estas presiones son empeoradas por el calentamiento global, que desplaza los hábitats en los que los animales son capaces de vivir, asegura el director de ciencia de WWF, Mike Barrett. 

El misterio de la extinción de 10.000 ranas gigantes en un río de Perú



Imagen Ilustrativa
Imagen IlustrativaPixabay / Couleur
Según activistas medioambientales de la región, la muerte de miles de anfibios de esta especie autóctona del lago Titicaca fue provocada por la contaminación incontrolada del río Coata.
Las autoridades peruanas están investigando la repentina muerte de al menos 10.000 ranas gigantes en el río Coata, que desemboca en el lago Titicaca.  Se considera que la muerte de los anfibios fue provocada por la contaminación incontrolada del cauce de este río, informa el diario peruano 'Correo'.
El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) de Perú "actuó de forma inmediata tras recibir una alerta sobre la muerte de las ranas", según un comunicado publicado en el sitio web del organismo. Sin embargo, los miembros del comité de lucha contra la contaminación del río Coata aseguran que las autoridades no han hecho todo lo posible para prevenir la tragedia.
Los activistas medioambientales llevaron unas 100 ranas muertas a la plaza central de la localidad más cercana, Puno, para atraer la atención sobre el problema. "Me tocó traer las ranas muertas para que nos creyeran. El gobierno no sabe cómo estamos viviendo acá", explicó la líder del comité, Maruja Inquilla. "No saben el nivel de contaminación que tiene el río. La situación se está saliendo de control", añadió.
"El problema es que no cuidan el río", afirmó Roberto Elías, un experto en anfibios que lleva trabajando en un programa para la conservación de esta especie desde 2010. "Estos anfibios son muy sensibles y los llamamos centinelas ambientales, porque en cuanto se modifica algo en el ecosistema son las primeras especies en morir", agregó.
Conocida científicamente como 'Telmatobius culeus', la rana gigante del Titicaca recibió su apodo por los enormes pliegues de piel que incrementan el volumen de su cuerpo. Esta especie autóctona del lago Titicaca, que comparten Perú y Bolivia, está declarada en peligro crítico de extinción desde el año 2004. 

Nunca imaginaría que este lugar es el más tóxico del planeta

Con que una persona respire su aire durante un minuto, alcanzaría "la dosis máxima diaria" recomendada de partículas peligrosas.

Imagen Ilustrativa
Imagen IlustrativaDuke University / Mike Bergin
Un estudio de la Universidad de Duke (Carolina del Norte, Estados Unidos) ha revelado que las partículas de humo que emanan de la quema de basura que tiene lugar en varias zonas de la India poseen una composición química tóxica que resulta muy perjudicial para la salud.
Un minuto: la dosis de toxicidad diaria
Este documento establece que una persona que se encuentre de pie en las inmediaciones de uno de esos lugares inhalaría una dosis de toxinas 1.000 veces superior a la que recibiría en cualquier otro lugar al aire libre. De este modo, con que respire "esas partículas durante un minuto", alcanzaría "la dosis máxima diaria" recomendada de partículas peligrosas, explica Michael Bergin, uno de los investigadores.
Concretamente, el estudio analizó las muestras de 24 lugares de quema de basura en la ciudad de Bangalore. Debido a los diversos compuestos orgánicos que se incendian, los filtros de las pruebas adquirieron varias tonalidades de gris y marrón, hasta generar "un 'arco iris' de toxinas". Parecía que "estábamos viendo una paleta de sombras de ojos", señala Heidi Vreeland, la autora principal del trabajo.

"La basura se amontona"

De las cerca de 2.000 millones de toneladas de basura anuales que se producen en el mundo, casi la mitad se incinera. Normalmente, ese proceso se lleva a cabo lejos de zonas pobladas pero algunas localidades, como sucede en ciertas zonas de la India, no cuentan con la infraestructura necesaria. Vreeland detalla que "al caminar por sus calles, solo hay montones de basura, que crecen cada vez más", incluso "en los barrios más ricos".
Estos investigadores sugieren varias técnicas para tratar de reducir la toxicidad que rodea a esta práctica, como quemar los desechos tan pronto como sea posible o asegurarse de que la temperatura del fuego sea lo suficientemente alta.

martes, 18 de octubre de 2016

La Tierra alcanza temperaturas nunca vistas en 115.000 años


Un exclimatólogo de la NASA vaticina que la Tierra avanza hacia un escenario similar al de la última época interglaciar.
Estudio revela que es lo que pasa con las mujeres que toman 2-3 tazas de café al día
Estos son los inesperados beneficios de quedarse calvo
En julio, la superficie de la Tierra alcanzó su temperatura más alta de los últimos 115.000 años, tal y como han revelado el exclimatólogo de la NASA, James Hansen, y otros investigadores en un artículo publicado en 'Earth-Systems Dynamics Journal'.
Estos especialistas detallan que en ese mes se produjo la mayor temperatura máxima registrada, superior a la obtenida en 1880, al alcanzar 0,84 ºC por encima de la media habitual.
Además, en el primer semestre de este año nuestro planeta vivió su mayor temperatura media —1,3 ºC por encima de las obtenidas a finales del siglo XX— y Hansen estima que, cuando termine, 2016 superará en 1,25 ºC a la era preindustrial, cuando hubo una media de 15 ºC.
La Tierra se ha calentado a una media de 0,18 ºC por década durante los últimos 45 años por las emisiones de gases que producen efecto invernadero.
James Hansen vaticina que nos dirigimos hacia un escenario similar al de la última época interglaciar, donde se produjeron grandes fluctuaciones climáticas, había mucho menos hielo en la superficie terrestre y el nivel del mar era entre seis y nueve metros más alto.

Foto: Edgard Garrido Reuters

jueves, 6 de octubre de 2016

Revelan la desgarradora verdad sobre el cambio climático


Las sequías, las inundaciones, las tormentas y los incendios forestales serán más frecuentes si no cambiamos la forma en que producimos y usamos la energía.
El planeta podría experimentar en las próximas cuatro décadas un calentamiento de 2ºC, advierte el informe 'La verdad sobre el cambio climático', recientemente publicado. Si el análisis es correcto, la mayoría de los habitantes actuales de la Tierra sabrá lo que es vivir en un planeta sobrecalentado.
Según los académicos, mucha gente cree que el cambio climático es "abstracto, lejano e incluso polémico". Sin embargo, en realidad el planeta está calentándose "más rápidamente" de lo previsto, asegura Robert Watson, expresidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático y uno de los autores del informe.
Las sequías, las inundaciones, las tormentas y los incendios forestales ocurrirán más a menudo, mientras que el planeta continuará calentándose, según advierte el informe. La preocupación principal no se debe al objetivo oficial global de limitar el aumento a 2ºC, sino a las consecuencias que tendría este incremento para el clima del planeta. En particular, el número de fenómenos climáticos podría duplicarse en los próximos veinte años y se intensificará su impacto sobre los recursos hídricos, la producción de alimentos y la salud humana, así como los servicios y las infraestructuras en las áreas tanto urbanas como rurales.
Aunque los países cumplan con los compromisos acordados durante la Cumbre de París, la temperatura media mundial aumentará 1,5ºC para los años 2030 y 2ºC para 2050, avisa el documento. La implementación completa de los compromisos de París requerirá 100.000 millones de dólares anuales de ayuda financiera por parte de los países ricos para garantizar la transición de los países pobres a una economía libre de carbono.
Los expertos instan a cambiar radicalmente la forma en que el mundo produce y usa la energía. En particular, entre las medidas que hay que tomar pronto están proponiendo fomentar de manera activa los coches eléctricos, implementar la tecnología de captura y almacenamiento de carbono y luchar contra la deforestación.

Foto: Imagen Ilustrativa Pixabay / stokpic

lunes, 29 de agosto de 2016

Revelación científica: ¿Jaque mate a una teoría fundamental de la evolución?


Un análisis genómico comparativo ha puesto patas arriba una teoría vigente durante la última década, conocida como la hipótesis del Rey Rojo.
pixabay.com
917177

En la ciencia existe la llamada teoría de la Reina Roja, según la cual las especies competitivas se encuentran bajo una constante presión para evolucionar tan rápido como sea posible para ganar la competencia. En ese contexto, el zorro tiene que correr rápido para atrapar al conejo, y el conejo tiene que correr aún más rápido para sobrevivir. Y desde hace una década ha estado vigente también la hipótesis del Rey Rojo, que se aplica a las especies mutualistas, donde cada uno se beneficia de la actividad del otro. Según la misma, estas especies deben evolucionar más lentamente para no interrumpir la asociación, explica el portalScience Daily.     
Sin embargo, un nuevo estudio publicado en  la revista 'Nature Communications' y basado en un análisis genómico comparativo ha mostrado que en las especies mutualistas puede ocurrir todo lo contrario. Es decir, estas especies pueden evolucionar más rápido que aquellas que no están 'atadas' a un compañero.
Para ello, los científicos secuenciaron los genomas de tres especies mutualistas de hormigas que protegen algunas plantas, mientras que estas les conceden comida y cámaras especiales para anidación. Del mismo modo, los especialistas precedieron con cuatro genomas de parientes no mutualistas de los insectos. "Nos sorprendimos al descubrir que las mutualistas en realidad tenían una mayor tasa de evolución a través de sus genomas que las generalistas", afirmó el doctor Benjamin Rubin.
The Field Museum
Los científicos aun no son capaces de determinar por qué ocurre esto. Sin embargo, la doctora Corrie Moreau tiene algunas sugerencias. "Al igual que todos los organismos, los mutualistas tienen que adaptarse constantemente a su entorno para garantizar la supervivencia. No obstante, también tienen la tarea adicional de evolucionar unos con otros. Muchas especies oscilan entre el mutualismo y parasitismo con el paso del tiempo. Incluso el mutualismo es una relación costosa que la evolución puede descartar si ya no es ventajosa. Estos son los probables factores de la acelerada velocidad de evolución entre estas especies", concluyó. 
Nota: https://actualidad.rt.com/actualidad/217099-estudio-desafiar-teoria-fundamental-evolucion